La Sierra Gorda de Querétaro, México

La Sierra Gorda presenta panoramas de notable suntuosidad y magnificencia y, por inverosímil que parezca, es virgen aún en muchos de sus aspectos. Por su fragosidad, presente en sus depresiones, montañas y peñascos, su variada vegetación en sus hechizantes parajes donde a veces la tierra parece terminar y unirse con el cielo, desde hace mucho tiempo constituyó una verdadera "región de refugio", natural y culturalmente hablando, para los indígenas que vivieron y emigraron a ella en tiempos antiguos y aún para los que continúan en ese territorio (Figura 1).

Los contrastes de su paisaje constituyen un sueño mágico, al cual se accede con facilidad, aunque no exenta de peligros, por esa sinuosa y ensortijada carretera que conduce a una ilusión panorámica muy especial de diferentes ecosistemas inmersos en un cúmulo de interrogantes y enigmas que guarda esta gran región también llamada Cerro Gordo.

Orografía y relieve.

Forma parte del paisaje queretano, que es en gran porcentaje montañoso, con marcadas características y variadas alturas sobre el nivel del mar, esto ocasiona variaciones en el clima debido a la temperatura y a las diversas precipitaciones pluviales.

En el caso específico de la Sierra Gorda, se localiza en el estado de Querétaro, delimitada al norte por las planicies del Río Verde y las fértiles tierras de la Huasteca; al occidente por las llanuras de Guanajuato, al sur por el semidesierto queretano y al oriente por los llanos de Hidalgo. Forma un cuerpo con la Sierra Madre Oriental, de la que se desprende como espolón hasta el Pinar del Zamorano y el Cerro del Doctor. La Sierra Gorda aparece dividiendo el estado de Querétaro en dos partes diferentes que tienen características determinadas, como el desarrollo de la vegetación, esto es en el lado norte de la Sierra Gorda. Ahí, la lluvia es traída por el viento de la costa y ayuda al desarrollo de la agricultura de temporal con una humedad relativa mayor, que facilita la agricultura y la alimentación de ojos de agua y arroyos.

Del otro lado de la Sierra, al sur, la agricultura tiene un menor desarrollo, ya que la humedad relativa es muchísimo menor que la que existe del lado norte de aquélla, esto se aprecia fácilmente al aproximarse a la Sierra Gorda desde San Juan del Río. Lugares como Pinal de Amoles, que se encuentra en el parteaguas de la Sierra, presentan un clima y temperatura característicos, además de que la altura y humedad definen la vegetación de este lugar. Al norte, como ya se mencionó, tenemos una mayor cantidad de ríos y arroyos que favorecen las condiciones de los asentamientos. Estos contrastes en la topografía y en lo ecológico entremezclan cerros de gran altura (mayores de 2 500 m s.n.m.) como sucede con los Cerros de la Tembladera, de la Calentura, del Doctor, y en los Puertos del Aire y del Cielo, con valles de menos de 800 m s.n.m., como Jalpan o Conca.

Políticamente, la región serrana comprende cuatro cabeceras municipales que son: Municipio de Arroyo Seco, con sus poblados principales, Conca y la Purísima; Municipio de Jalpan de Serra, con sus poblados de Tancoyol y Ahuacatlan de Guadalupe; Municipio de Pinal de Amoles con el poblado de San Pedro Escanela, y el Municipio de Landa de Matamoros con los poblados de Tilaco y Agua Zarca, todos pertenecientes al estado de Querétaro.
Geológicamente, los sitios que estudiamos se ubican en la llamada subprovincia del Cárso Huasteco. Esta región cárstica es una de las más extensas del país. En ella predominan rocas calizas que al disolverse en agua dan origen a pozos, dolinas y grutas. En el extremo sureste de la provincia, aproximadamente por Orizantlán, Hidalgo, dominan rocas sedimentarias antiguas de tipo continental.

El área que abarca esta subprovincia dentro del estado de Querétaro es de 5,001.61 km2 (44.38% de la superficie estatal), la cual corresponde a la totalidad de los municipios de San Joaquín, Jalpan de Serra, Arroyo Seco, Landa de Matamoros y Pinal de Amoles. Esta zona con altitudes de más de 2600 metros, queda limitada al norte por el cañón del río Santa María y al sur por el río Moctezuma, que respectivamente marcan parte del lindero de la entidad con San Luis Potosí e Hidalgo
Las Relaciones geográficas del Siglo XVI: Michoacán , ya hacen referencia al carácter "agro y montuoso" de la sierra. Curiosamente, los españoles le llamaban "La Margarita", en tanto los indígenas le asignaban diversos nombres. Por ejemplo, los otomíes la denominaban Abaxasni, o sea, "Sierra de zarzas".
El Querétaro septentrional es una región de agudos contrastes en su topografía y en sus rasgos ecológicos. Se entremezclan cerros de gran altura mayores a 2 500 m s.n.m., con regiones de valles muy fértiles y pequeñas elevaciones de poca importancia. Al centro del estado de Querétaro, la abrupta topografía forma barrancas que la erosión propia de los ríos y arroyos han excavado, profundizándolas con el paso del tiempo. En estas gargantas o cañones corren ríos como el Estórax y el Moctezuma. También pueden ser, en algunos casos, fronteras y límites naturales, así como abastecedores de materiales orgánicos y para los suelos favorables para la siembra.

Al norte, entre los valles del río Jalpan y el Arroyo de las Albercas, todo comprendido dentro de la Sierra Gorda, vuelve a elevarse un fuerte macizo montañoso
El centro forma parte de las últimas estribaciones de la Sierra de Zacatecas, ya que debemos tomar en cuenta que los plegamientos del noreste pertenecen al sistema de la Sierra Madre Oriental. Al sur de la Sierra de Amealco se forma un macizo montañoso con elevaciones mayores a los 2750 m.s.n.m.
La parte montañosa que atraviesa el territorio queretano ¬en su parte central es una red de barrancas y cerros que dificultan el tránsito y el establecimiento de sistemas agrícolas. Esta región está dividida en dos secciones por el río Extórax que es afluente del Moctezuma, como ya se mencionó.
Al norte del Estado hay elevaciones importantes, como ejemplo tenemos la Sierra de Pinal de Amoles a la cual pertenecen el Cerro de Jasso, el Cerro de la Calentura, el Cerro de la Media Luna y el Cerro Pingüical. Al sur de esta Sierra el terreno desciende hacia el talweg del río Extórax que se desarrolla de Oeste a Este. La parte elevada de la Sierra de Pinal de Amoles forma un parteaguas entre ríos y arroyos; hacia el norte el río Santa María y hacia el sur el río Extórax. Este río ha ido tallando un profundo cañón en la roca caliza, característica de la zona, dando lugar a meandros encajonados a causa del relieve y del tipo de roca que encuentra a su paso.

Hidrología

En el estado de Querétaro, al igual que en otras entidades del país, los recursos hidrológicos están condicionados por la topografía y el clima.
Querétaro tiene escasas precipitaciones debido a la barrera orográfica que forman las sierras de Pinal de Amoles y El Doctor, que dividen a la entidad en dos vertientes.

La del Golfo de México abarca una mayor superficie en el estado y dentro de él, está formada por parciales de las cuencas de los ríos Tamuín y Moctezuma. En la primera destacan las aportaciones del río Santa María, que sirve de límite con el estado de San Luis Potosí, y en el cual confluyen otras corrientes como son las de los ríos Ayutla, Jalpan y Santa María del Río. En la segunda cuenca, el río Moctezuma es el más importante, en parte de su recorrido marca el límite entre los estados de Querétaro e Hidalgo y tiene como principales afluentes a los ríos Xichú, Extoráx, Tolimán, Arroyo Zarco, San Ildefonso y Caracol. En la porción nor-noreste de esta región se dan los índices mayores de precipitación y escurrimiento, sin embargo, por ser la zona más montañosa, es difícil aprovechar los recursos hidrológicos tanto superficiales como subterráneos, pues estos últimos se encuentran por lo general a niveles profundos. A diferencia de esta zona, en la parte centro-sur hay áreas planas, en que está ubicado el distrito de riego número 23.
La vertiente del Pacífico comprende un área menor en la entidad, forma parte de las cuencas de los ríos Lerma -que tiene su origen en el Estado de México- y la Laja. Ocupa la porción oeste del territorio queretano, donde los climas secos y semisecos determinan la presencia de corrientes poco caudalosas como las de los ríos Querétaro y el Pueblito.

Dentro de las aguas superficiales encontramos la región del río Pánuco siendo una de las más importantes ocupando el cuarto lugar por la superficie que ocupa y el quinto por el volumen de sus escurrimientos. Debido a su extensión se ha dividido en dos: "Alto Pánuco" integrada por las cuencas de los ríos Tula y San Juan del Río, afluentes formadores del Moctezuma y las que originan el río Amajac, y la del Bajo Pánuco constituida por los ríos Extoráx, Bajo Amajac, Tempoal, Moctezuma, Tamuín o Tampaón y Pánuco. El río Pánuco tiene su origen en el cerro de la Bufa, Estado de México, a 3 800 m s.n.m., donde recibe la denominación de San Jerónimo, e inicia su recorrido con dirección norte hasta la población de Ixmiquilpan, Hidalgo. Ahí cambia su rumbo hacia el noroeste y al confluir con el río San Juan es conocido como Moctezuma. A partir de esta zona sirve de límite natural entre Querétaro e Hidalgo y conserva ese nombre hasta que se une con el río Tampaón, pues posteriormente es denominado Pánuco. En la entidad sólo se encuentran parciales de dos cuencas de esta gran región
La cuenca del río Moctezuma abarca 6 508 km2. Marca el límite entre Querétaro e Hidalgo. El río continúa su recorrido por el territorio hidalguense con el nombre de Tula, hasta su confluencia con el río San Juan, pues a partir de aquí es denominado Moctezuma. Sus principales afluentes del suelo queretano son los ríos Extórax y San Juan.

Esta región fluvial es la que correspondería directamente a la zona arqueológica de Lan-Ha', uno de los sitios más importante del área, ya que se encuentra hacia el noreste del estado de Querétaro y muy cerca del sitio colinda con el estado de Hidalgo.

Clima

El área presenta una gran variedad de climas, entre otros factores debido a la altitud. Se presenta una vegetación muy rica al noreste, en zonas que desaguan hacia el río Tamuín, y un desierto muy marcado hacia el suroeste, en la cuenca del Extórax, lo cual favorece el aislamiento y la poca población de esta región, ya que no se encuentra ningún centro urbano de importancia, a pesar de lo cual esta zona es el único y mínimo contacto directo entre el occidente del México Central y la Vertiente del Golfo de México. Las temperaturas varían entre los 12° y los 22° C, las más bajas se dan en las laderas montañosas que oscilan entre 1800 y 3000 m s.n.m. como sucede en las Sierras de Jalpan y del Doctor y las temperaturas más altas en cuencas y laderas bajas.
Climas cálidos y semicálidos del norte.

Estos climas prevalecen en la región de la Sierra Madre Oriental, donde hay variaciones de altitud considerables, como en el cañón del río Santa María a 700 m s.n.m. en tanto que en las algunas zonas montañosas llegan hasta los 2600 m s.n.m. Estas diferencias, aunadas a la humedad atmosférica y a las temperaturas, entre otros factores, favorecen la presencia de fenómenos meteorológicos complejos. De norte a sur se presenta una gradación térmica que va de cálida a fría.
Clima cálido sub-húmedo con lluvias en verano.

Abarca las áreas más bajas de esta región, como los cañones de los ríos Santa María y Jalpan, que pertenecen a los municipios de Arroyo Seco y Jalpan de Serra. Las lluvias en estas zonas son de carácter veraniego, en junio alcanzan 116 mm y la total anual llega a 850 mm. El mes más cálido es mayo con 28°C y el más frío, y que coincide con el más seco, es diciembre con 18.4°C. Presenta sequía de medio verano y está considerado como extremoso debido a que su oscilación térmica es superior a los 7°C. En estos sitios se desarrolla la selva baja caducifolia, primaria y secundaria.

Clima semi-cálido sub-húmedo con lluvias en verano.

Este clima, cuya temperatura media anual es superior a los 18°C, presenta tres variantes de acuerdo con los rangos de humedad. El menos húmedo se localiza en una amplia zona orientada este-oeste, la cual comprende parte de los municipios de Arroyo Seco, Jalpan de Serra y Landa de Matamoros. La precipitación media anual es de 773.4 mm.

Su temperatura media anual es de 20°C; la media mensual más alta ocurre en mayo, con 24.8°C y la más baja en diciembre con 16.7°. La diferencia entre estos dos últimos datos es mayor de 7°C, por ello el clima está catalogado como extremoso. Además, presenta sequía interestival conforme se avanza hacia el oriente, en el límite con el estado de Hidalgo, al noreste, debido a la condensación orográfica provocada por los cambios de altitud.
Otros climas.

En esta región, clasificada como norteña, también se ubica el clima templado sub-húmedo, que difiere de los del sur por su mayor humedad. Abarca terrenos con altitudes de 1950 m a 2500 m. La precipitación media anual fluctúa entre 928 y 1 108 mm y la temperatura media anual llega a 14°C.
Otro clima de esta parte del estado es el semiseco cálido, que abarca fundamentalmente las llanuras intermontanas.

 

Figura 1. Frontera y límite naturales así como abastecedora de materiales inorgánicos:
la Sierra Gorda queretana. (Fotografías de la autora, a menos que se indique lo contrario)


 

[1] Relaciones geográficas del siglo XVI: Michoacán,  ed. de René Acuña,  México, Instituto de Investigaciones Antropológicas. UNAM, 1987, 517 p.: IX, 240.  

[2] Síntesis geográfica, nomenclator y anexo cartográfico del estado de Querétaro, México, INEGI. SPP, 1986, 143 p., ilus. maps., plans.: 25.